Talleres de Constelaciones

Asistir a un Taller de Nuevas Constelaciones es una experiencia única y transformadora, las comprensiones que en él se ofrecen no dejan indiferente.

Un taller de constelaciones es un campo de energía en el que todos los participantes son tomados por las fuerzas de sanación que se despliegan en la constelación. Al entrar en sintonía con estas fuerzas, se abre un campo energía sanadora que abarca por resonancia a todos los participantes, independientemente de que hagan su constelación o asistan como representantes.

¿Cómo puedo participar en un taller de constelaciones?

Se puede asistir de dos formas:

  • para realizar la propia constelación.
  • como representante en las constelaciones de otros participantes.

En caso de asistir como representante, es decir para observar y participar en las constelaciones que se realicen en el taller, es posible que el constelador o la persona que constela le requiera para representar algún miembro de la familia o elemento de la constelación.

Participar en un taller de constelaciones, aunque no se haga la propia constelación, es sumamente sanador y didáctico. Además de sanación por resonancia, el participante recibe nuevas comprensiones sobre sí mismo, situaciones de su vida o desórdenes en su sistema familiar y cómo abordarlos.

¿Cómo hago mi constelación?

Se debe exponer el problema de la forma más clara y concisa posible. El constelador no necesita explicaciones extensas ni descripciones de las personas que puedan tener relación con el asunto a tratar. El constelador puede hacer alguna pregunta si lo necesita para aclarar algo o conocer algún detalle sobre el sistema familiar del cliente.

A continuación, de entre los asistentes, se elige a quienes representarán a las personas o elementos implicados en el problema.

La persona de constela ha de estar en un estado de apertura a lo que la constelación muestra, no emitiendo ninguna opinión ni juicio, ni dando al constelador información que no haya solicitado. La actitud ha de ser de recogimiento y atención.​

Cada constelación es diferente y no hay una mejor que otra, la energía del campo trae a cada persona lo que necesita y puede asimilar en ese momento. El constelador es un mero conductor al servicio del movimiento que se está dando y no puede ni debe forzar este movimiento hacia ningún resultado.

Después de constelar hemos de estar recogidos, asimilando lo que la constelación nos ha ofrecido. No debemos hablar de la constelación ya que puede dar lugar a interpretaciones por parte de terceros que interfieran en el movimiento sanador. Es mejor estar en ambiente positivo y tranquilo con personas que nos apoyen y entiendan nuestro silencio.​

Actitud de los participantes

Los participantes han de permanecer en un estado de recogimiento y serenidad.

Cuando se solicita la participación en una constelación como representante, la persona debe permanecer en un estado de presencia y recogimiento, muy atento a sus sensaciones corporales que le indicarán qué debe hacer, procurando no estar en su mente ni interpretar lo que se está desarrollando en la constelación, de esta forma percibirá sensaciones, irá adoptando lentamente posturas, actitudes y sentimientos que puede expresar si el facilitador lo solicita. Se crea así una imagen del conflicto que saca a la luz las dinámicas ocultas que lo están ocasionando.

Esta imágen irá evolucionando hacia un movimiento sanador que vendrá dado siempre por el “campo” creado y el asentimiento a lo que se está desarrollando es fundamental.

Por respeto y agradecimiento a las personas que han constelado y a sus sistemas familiares que han hecho posible el taller, ofreciendo a tod@s la oportunidad de sanar, no se debe hablar con otras personas de lo que se ha sentido, o contar las constelaciones a personas ajenas al taller. El ambiente que se crea en el grupo debe ser de absoluta confidencialidad.

Preguntas frecuentes

¿Cómo me preparo para constelar?

Concretar bien el tema o lo que desea conseguir. Al plantear el tema se debe ser claro y conciso y no extenderse en demasiadas explicaciones que no solicite el constelador.

No se debe describir a las personas ni hacer juicios de valor: “mi padre era muy antipático”, “mi madre se anulaba”, “mi hermana es muy desgraciada”…

Confidencialidad

Las personas que constelan así como sus sistemas familiares merecen el máximo respeto. Todos los participantes deben comprometerse a no hablar ni comentar nada con otras personas sobre la constelación que acaban de presenciar, tanto dentro del taller como fuera del mismo.

Después de constelar

La persona que acaba de constelar necesita la máxima intimidad y recogimiento. Aún cuando observemos que está llorando o triste no debemos acercarnos a consolarle ni reconfortarle y mucho menos preguntar. Bert Hellinger llama a esto “picotear su alma”. Lo mejor es respetar su momento y su destino, ésto ayuda y da fuerza; toda evaluación o comentario sobre la imagen que acabamos de ver podría restar eficacia.

Los días siguientes a la constelación no debemos hacer nada. Las constelaciones actúan a niveles muy profundos del alma y es necesario “dejarlas reposar”. No debemos intentar explicarnos lo que hemos visto ni mental ni verbalmente.

¿Necesito otras terapias?

En general se producen cambios y mejoras significativas sólo con constelaciones.

En los casos en que ya se estén realizando otras terapias, las constelaciones sirven de apoyo y complemento, sacan a la luz rápidamente dinámicas que nos pueden estar bloqueando y así aumentan la eficacia de cualquier terapia.

Dependiendo de lo que se haya visto en constelación o lo que el cliente desee consultar, el constelador aclarará dudas sobre el proceso y orientará sobre la necesidad de apoyar con otras terapias.

En Constelaciones&Coaching ofrecemos Coaching, PSYCH-K o EFT en casos en que se requiera un seguimiento breve.

¿Cuándo puede volver a constelar?

Cada persona y cada Sistema son diferentes. Las constelaciones a veces actúan rápidamente y otras más lento. A veces se necesita constelar algún otro tema relacionado para seguir profundizando o bien si la constelación ha sido muy profunda simplemente se debe dejar actuar el tiempo necesario.

Para temas diferentes, si ya hemos constelado más veces el tiempo puede reducirse.

En ambos casos el constelador te orientará convenientemente.

¿Que significa asistir como representante?

Asistir como representante (sin constelar) significa que participas en las constelaciones representando lo que se requiera en ese momento: un familiar, un concepto, una emoción, etc.

La asistencia regular a talleres como representante constituye en sí una poderosa herramienta de sanación y trabajo personal. Cuando se asiste a un taller de constelaciones se está trabajando todo el tiempo, todo lo que sucede y observamos está actuando en nuestra alma por resonancia, la sanación es para todos y es frecuente que nos ofrezca información sobre nuestros propios conflictos y la forma de resolverlos.

En muchos casos es tan sanador como hacer la propia constelación.

Próximos talleres de Constelaciones:

  • Viernes 8 de febrero de 17:00 a 21:00h.
  • Domingo 10 de febrero de 10:00h a 14:00h.
  • Sábado 16 de febrero de 10:00h a 14:00h.
  • Viernes 22 de febrero de 17:00 a 21:00h.

Taller de Mujeres Conscientes

A lo largo de 9 meses vas a aprender a conocerte, poner límites, gestionar emociones, tomar el lugar que te corresponde en la familia, amar tu niña interior.. y mucho más.

l

Para inscribirte en alguno de mis talleres puedes contactar conmigo directamente a través de:

629 953 383

info@constelacionesycoaching.com

Horario de atención telefónica o watshap:
De lunes a Viernes de 10 a 14h y 16 a 19 h