Constelaciones para animales de compañía

Gracias Luna, gracias Micky, compañeros del alma, me disteis mucho, me enseñasteis mucho, sin vosotros la vida no hubiese sido igual. Siempre estaréis en mi corazón.

Y gracias a Kyra y a Hada, que me acompañan en este tramo de mi vida, trayendo alegría, nuevos retos y enseñanzas. Con vosotras la risa está asegurada.

Cuando un animal llega a nuestra vida es para hacer un tramo de nuestro camino juntos y ayudarnos mutuamente a evolucionar.​

Además del amor incondicional que nos entregan aceptándonos tal y como somos, con su actitud ante la vida, su instinto y su perseverancia nos enseñan a vivir en el presente y a vivir la vida tal como se nos ofrece.

Llegan a nosotros siempre por algún motivo y ellos están dispuestos a ayudarnos poniéndose siempre a nuestro servicio.

De todos es conocido su servicio al humano en diferentes áreas terapéuticas: asistencia a ancianos, ciegos, niños autistas, enfermos, etc. Sería difícil imaginar que esto lo hacen sin generar sentimientos de empatía y protección. Pero van mucho más allá. Cuando conviven con nosotros resuenan con nuestro campo mórfico y entran a formar parte de nuestro sistema familiar y, como cualquier miembro del mismo, por amor y necesidad de equilibrio absorben cargas que, por desconocimiento, nosotros no somos capaces de liberar. Su forma de avisarnos es a través de conductas problemáticas, emociones desbordadas (tristeza, agresividad, etc.) o enfermedades, llegando incluso a la muerte.

Cuando configuramos una constelación para un animal, conectamos directamente con su alma para saber qué quiere decirnos, a qué o a quién del sistema familiar está mirando para indicarnos lo que debe ser reparado o incluido o si debemos modificar alguna conducta que genera desorden.​

Con las Constelaciones Familiares liberamos a nuestro animal de esa carga, le devolvemos su salud o bienestar y a la vez sanamos la dinámica sistémica que podría afectar a cualquier miembro de la familia.

El Alma de los Animales

Los animales son seres en evolución igual que nosotros y están al servicio de la vida como todas las especies, incluida la humana, formando un alma común con la Naturaleza. Es por eso que su íntimo deseo es acompañarnos en un tramo de nuestro camino, en mutua colaboración, para ayudarnos a vivir y a valorar la vida ta y como es.

Ellos tienen más capacidad para vivir en el presente, no juzgan, no están en la mente, pero su alma guarda también todas las experiencias de esta y otras vidas. Sienten igual que nosotros y tienen emociones y sus propios aprendizajes. En ese sentido, el ser humano está también para guiarles en su camino, de nuestras acciones con ellos va a depender también la evolución de su alma. Tenemos una gran responsabilidad.

Cuando un animal se cruza con nosotros, nuestras almas se necesitan para un propósito común e igual que ocurre con las personas con las que nos relacionamos, el carácter del animal, sus experiencias previas (abandono, maltrato, etc.) nos van a enseñar y proponer retos para nuestro aprendizaje.

Es importante saber qué significa un animal en nuestra vida, por ejemplo, desde el punto de vista sistémico, es posible que si adoptamos un animal, éste pueda representar un excluido de nuestro sistema. No debemos abandonar a un animal porque sea difícil o tenga un carácter que no nos gusta, estaríamos repitiendo con toda seguridad alguna exclusión de nuestro sistema familiar. 

Las constelaciones son muy útiles en casos de animales adoptados. Muchas veces no sabemos nada de su pasado, pero ellos guardan memorias de experiencias traumáticas. Con la constelación llegamos a esa experiencia para liberar su alma y abrirla al amor y bienestar que le van a proporcionar sus nuevos guardianes.

¿Cómo se realiza una Constelación de animal de compañía?

En realidad es como la de cualquier otro miembro de la familia. En un Taller de Constelaciones, la persona responsable del animal plantea el tema a tratar, el facilitador ayudado por los participantes, representan el inconsciente del animal, el problema que le afecta y las personas relacionadas con él, se logra así una imagen muy clarificadora de lo que está ocurriendo y su posible solución. El responsable del animal obtiene una información muy valiosa, ya que generalmente el animal nos avisa de un desorden familiar.

Es un método rápido y sencillo; sólo tienes que venir a un taller y contarnos el problema. No es necesario que traigas a tu animal.

Páginas de interés:​

Libros recomendados:

  • Constelaciones Familiares: LOS ANIMALES NOS HABLAN, Mª José Lozano – Ed. Indigo
  • Entender señales de tu perro: EL LENGUAJE DE LOS PERROS. LAS SEÑALES DE CALMA, Turid Rugaas
  • Conciencia Animal: EL ALMA DE LOS ANIMALES, Gary Kowalsky.
  • Los Animales y el Más Allá: NOS VEMOS EN EL CIELO. Manifestaciones después de la vida de nuestras mascotas. Miguel Pedrero, Carlos G. Fernández.

Si quieres reservar una cita o plaza en alguno de mis talleres o cursos, o bien necesitas más información sobre mis servicios, no dudes en contactar conmigo.

629 953 383

info@constelacionesycoaching.com

Horario de atención telefónica o watshap:
De lunes a Viernes de 10 a 14h y 16 a 19 h